martes, marzo 27, 2007

AUMENTOS DE PRECIOS: ¿Qué puede hacer el consumidor?

Todos los días, salen en los diarios los aumentos de precios de diferentes rubros: carne, pescado, colegios, alquileres, etc.
La pregunta siempre son las mismas: ¿Por qué aumenta todo? y ¿Qué puede hacer el consumidor frente a los aumentos?


Antes de intentar responderlas hay que aclarar algunas cosas:

- Los precios de nuestro mercado son libres, salvo los acordados como el combustible, algunos cortes de la carne y una cantidad determinada de productos (algunos alimentos, determinados productos de la canasta escolar y varios medicamentos, entre otros). Los productos fuera del acuerdo tuvieron grandes aumentos.
- La ley de defensa del consumidor no regula el aumento de precios.
- El precio de los alquileres también es libre. Pero una vez que se realizó el contrato no pueden cambiar las condiciones pactadas.
- Los últimos aumentos en prepagas y colegios fueron acordados con el Estado provincial y nacional.
- El Gobierno sacó a relucir la ley de Abastecimiento de 1974 con la que puede “castigar” con clausuras, multas y cárcel a quienes no cumplan con los precios máximos, en el caso de imponerlos. Es muy polémica y no tuvo buenos resultados en pasado.
- Los precios de los servicios públicos son los únicos regulados.

Por qué aumentan las cosas: Algunas de las respuestas:

- Aumentaron los costos
- Aumentó la demanda de estación (turismo, pescado por Semana Santa, etc)
- Hay poca oferta porque toda va para la exportación


¿Qué puede hacer el consumidor?

Los consejos de siempre:

-
Dejar de comprar lo que aumenta:
Es necesario hacer un cambio cultural
. Hasta ahora la ciudadanía no dejó de consumir por que se aumentó un producto. Ejemplo: Mientras se pueda pagar, se come carne. A lo sumo, se eligen cortes más económicos.
El cambio debe ser de la sociedad en su conjunto: el que puede y el que no puede pagar deben pensar en cómo reemplazar el pescado para Semana Santa cuando aumenta por las nubes y sin justificativo. (Por ahora, culturalmente, estamos lejos de esta posibilidad)
Por otro lado, hay cosas que no podemos limitarnos: alquileres.
En cuanto a las prepagas, a medida que aumentan menos ciudadanos pueden acceder a ella: Por lo tanto, se cambia de plan, luego de empresa, y como en la crisis, se vuelve al sistema público.


- Buscar precios:
No todos tienen el tiempo para ir a comprar al Mercado Central. Además, los que viven lejos necesitan de un auto para luego poder llevarse la mercadería.
Tampoco el Mercado Central es una opción para una persona del interior del país. Quien tiene auto tiene más posibilidades para elegir, pero esta opción no sirve para las personas más humildes.

Qué se puede denunciar:

-Los aumentos en cualquier contrato que no prevea aumentos, como intereses bancarios, etc.
-Los productos que en góndola dicen un precio y en la caja dicen otro.
-Los productos que son ofertados en una publicidad con un precio y luego en el comercio tienen otro o dicen que se agotó el stock. El estado comprobará cuál era el stock real.
-Los aumentos en los colegios que se crean injustificados (sobre todo en los que están subvencionados).
-Los gastos que no fueron informados al momento de la compra.
-Los intereses que no fueron informados en la contratación.
-Las obras sociales y prepagas que no cumplan con el Plan Médico Obligatorio.
-Los comercios que redondean el vuelto a su favor.
-Los productos que no cumplen las normas de higiene y seguridad.
-Los acuerdos de precios, que aunque son voluntarios, fueron firmados para cumplirse.

Donde denunciar:


Subsecretaría de Defensa del Consumidor: 0800 666 1518
Superintendencia de Servicios de Salud (Para Obras sociales) 0800 222 72583
Unión Argentina de Inquilinos: 4382 3319/ 0568

1 comentario:

Javier dijo...

o siempre... lo suyo Supremo!!!! Saludos... Javier desde forodeservicios